Estuve varios días pensando en si comer esta monstruosidad era lo mejor para mi salud o no, y luego de diferentes tipos de reflexiones decidí arriesgar mis arterias e ir a mordisquear la quesona hamburguesa.

Tuve la suerte de ir con mi polola, quién tenía un ticket para comprar 2 Cheesy Burgers en sólo $6.000, el cual no dudamos en usar ya que su precio es bastante elevando en comparación con las otras hamburguesas que tienen en Burger King.

“Hola, quiero una Cheesy Burger con Pepsi por favor” fueron las palabras que sin titubear salieron de mi boca. Estaba nervioso, inquieto, no paraba de mover mis manos, quería sentarme rápido.

La promo es igual que las demás, la hamburguesa, las papas medianas (que las puedes cambiar por Onion Rings) y una bebida mediana. La hamburguesa a simple vista se ve potente y créanme que lo es.

Tenemos las promos, tenemos la mesa, tenemos hambre, a comer!. Empecé por las Papitas, esas ricas papas que sólo venden en la cadena de BK, las cuales con ketchup y mayonesa quedan increíbles. Un sorbo de bebida y ahora a prepararme por el plato principal, la temida Cheesy Burger, quién me venía penando hace días ya que la veía en micros, paraderos, edificios, internet, en mis sueños, hasta mi perro me dijo “comprar una Cheesy Burger debes, comerla tienes que”.

La presentación es piola, un recurso nuevo para las cadenas de comida rápida, nada de cajita ni cosas así, una franja de cartón bien bonita que te dice : SOY CHEESY Y SOY LA RAJA. La chica del queso fundido trae un pan exquisito con harina de maíz, carne de whopper (clásica), disco de queso fundido, lechuga, tomate, cebolla, pepinillos, ketchup y mayonesa (les recomiendo darle una pasada extra de ketchup ;).

“A moment in your lips, forever in your hips” es la frase que se me vino a la mente de una, ya que es cuaticamente grande, pero no le tuve miedo y la introduje en mi boca…. con el permiso de todos los lectores : Puta la hamburguesa rica, hueón!!

El pan tiene un sabor increíble, al igual que el disco de queso fundido que le da un toque tan especial que no se, dan ganas de comerla nuevamente. Es casi la hamburguesa perfecta (si no fuera por los pepinillos que me cargan).

Una experiencia buenísima, carne rica e un sabor inigualable… TIENEN que probarla una vez en su vida aunque sea… no se la pueden perder.

Nota : 8/10

Pro’s : Disco de queso fundido, EXQUISITO!

Contras : La cebolla podría haber sido apanada.

 

 

Comparte: