El otro día estuve en Provi buscando mis lentes nuevos para no ser más ciego y se me ocurrió la genial idea de pasar a almorzar a un local el cuál ya habíamos mencionado antes: Santi Sandwich & Snack.

Ya conociendo un poco la onda de Santi, decidí irme por un clásico que TIENE que ser probado, me refiero a la hamburguesa italiana en pan de molde, esa rica hamburguesa de 250grs preparada ahí mismo en el local… Priceless!

La hamburguesa es grande, la atención es rápida, el local es la raja… qué más se puede pedir de una sandwichería?.

Me siento a la mesa y a los pocos minutos llega mi sangurucho, calentito, chorreando de mayo casera, con una palta de un lindo color verde (ojo que la palta no es sintética) y un tomate rojísimo que se notaba que estaba fresco!

Nada, la hamburguesa estaba impeque y la atención igual… este local se está ganando mi corazón. Lo bueno también es que la atención es buenísima, ya que al momento de llegar al local se acordaron de mi y me trataron excelente.

Pro’s : Mayo casera y pan amasado

Contras : nada

Comparte: