El otro día necesitaba con urgencia comerme un lomito, uno de mis sanguruchos favoritos, y decidí ir al local que está en la esquina de mi casa, Rhenania.

Anteriormente ya había escrito sobre este local y su lengua completa, que para mi gusto no estaba muy buena, entonces necesitaba sacarme eso de encima y comer un sándwich que tuviera una buena nota en mi lista.

Mi intención no es ser pesado, pero la atención del local no es muy buena, o por lo menos la que me tocó, que era un mesero viejiiiiiiiito de unos 80 años que tomaba el pedido a 1 por hora y que se le olvidaban las cosas.

Luego de un rato pude tomar mi pedido y tras esperar 20 o 25 minutos pude disfrutar de mi sándwich (pero no de las papas fritas que el mesero olvidó poner en el pedido).

Mayonesa mala, palta aguada y pan duro. Para qué andamos con cosas? Este local me patea cada vez más.

Creo que su fuerte no son los sándwiches, pero tal vez si los crudos (mi vieja dijo que estaba increíble).

Nota : 6/10

Pro’s : Nada

Contras : Mala atención (y eso que éramos 2 clientes)

Comparte: