Somos secos para comer sanguruchos y siempre buscamos la perfección del churrasco y otras carnes, pero lamentablemente en nuestra búsqueda, no siempre encontraremos buenos sitios para comer.

Es una lástima, pero tenía que pasar. Tenía que llegar el día en que fuera a comerme un churrasco italiano y que no me gustara del todo. Y así fue el caso del Salón de Té California en Ñuñoa.

Empecemos por la media hora de espera en el local, con una atención un poco lenta y descuidada -una vez terminado el pedido, el mesero volvió a preguntar lo que quería comer-.

Además, sólo ofrecían pan de molde, por lo que tuve que aceptar. No tenían lomito ni hamburguesas, pero extrañamente figuraban en el menú.

El momento de la verdad llegó. El mesero se acercó a la mesa con un plato. El pan estaba quemado y duro, la palta aguada y desabrida; dos rodajas de tomate y una carne un poco fría.

A pesar de todo lo anterior, el kétchup no estaba malo y me ayudó un poco a mejorar el sabor.

Así que, lamentablemente, NO recomiendo a California para ir a comer Sandwich, aunque sí pasteles -esos sí que son ricos-.

Nota : 1/10

Pro’s : Los pasteles son ricos

Contras : Pan duro, palta aguada, poco tomate, carne fría.

Comparte: