De las situaciones más divertidas, nacen nuevas notas para Sanduich y es por eso que en esta ocasión queremos hablarles de un clásico lugar para ir después de la pega, California Cantina (el palacio del twittero).

La verdad es que no teníamos presupuestado ir a este local, pero las presiones fueron más fuertes. Y como toda salida representa una oportunidad de una nueva nota, nos hicimos los bakanes y partimos al lugar.

California Cantina pareciera ser un pub gringo, con unas ricas hamburguesas.

Al momento de ver la carta, nos llaman la atención dos hamburguesas que tienen una llamita al lado (no un animal, una llama de fuego) y como nos gustan las cosas picantes, decidimos probar una de estas.

Bakersfield Buffalo-Blue, una exquisita pechuga de pollo apanada con queso Roquefort, tocino y Salsa extra picante Buffalo. Todo esto, acompañado de unas crujientes papas con queso rallado y un exquisito Apple Mojito.

No nos vamos a hacer los machos frente a ustedes; la hamburguesa estaba tan picante que nos demoramos unos 45 minutos en terminarla.

Esto no significa que no nos gustó, de hecho estaba increíble, que a pesar de lo picante, quisimos terminarla igual.

El queso Roquefort le da un buen toque y la pechuga apanada, estaba de primer nivel. Sin duda, un buen lugar para disfrutar de un after hour o incluso para ir en familia a celebrar el resultado de la PSU.

Comparte: