Dentro de todo lo mal que me alimento a veces me gusta cambiar un poco la grasa, tocino, queso y esas cosas sanas del día a día, por eso es que fui al restaurant El Ceviche a probar un poquito de su gastronomía Peruana.

En lo general, nunca me había llamado tanto la atención la comida peruana ya que siempre tiene mucho marisco y a mi me cargan, pero de todas maneras revisé la carta y encontré algo perfecto para mi después del Ají de Gallina.

El Tacu Tacu a lo pobre es un plato de una especie de porotos llamados pallares, los cuales son convertidos en tacu tacu acompañados de un rico filete de vacuno con huevo, plátanos fritos y una salsa criolla. ¿Rico? Para mi gusto si, tanto así que me lo repetiría, invitaría a mi polola, a Obama y en una de esas al que hace la voz de Gokú en español latino.

El precio fue de $6.500 y la bebida no me acuerdo, pero creo que era $1.200.

De postre obviamente tenía que comerme un clásico de clásicos: Suspiro Limeño ($2.900), el cuál estaba de muerte!.

Nota : 7/10

Pro’s : Comida rica y bien presentada

Contras : Precios elevados

Comparte: