Hace un tiempo estamos tratando de subir cosas que no sean solo hamburguesas, lomitos, churrascos o todas esas maravillas que tanto nos encantan. En este caso me atreví a probar algo nuevo y que me llamaba muuuucho la atención.

Johnny Rockets es uno de los lugares por excelencia para comer hamburguesa, y si eres vegano es un MUST en tu lista de lugares lasorra para comer sin enojarte porque tu amigo/a está comiendo un animalito (que tiene un sabor de la puta madre).

En esta ocasión quise enfocarme en uno de sus platos “Starters” que son para picar mientras esperas tu hamburguesa bestial, y hace rato que le venía poniendo el ojo encima a uno.

Chili Bowl es una especie de estofado pero no. Un plato grande de carne con salsa picante (como con 80 especias), cebolla y queso cheddar. ¿Qué mejor?

La gracia tiene un precio para tu bolsillo de $3.900 y un precio para tu cuerpo de 850 calorías.

Según yo es casi imposible comérselo solo, pero con un par de coca cola’s se puede lograr (sin comer nada después).

Al principio uno lo mira a huevo, pero cuando vas en la quinta cucharada, te empieza a pegar patadas en la guata y uno comienza a dudar sobre si seguir o no.

Conclusión: GO! Es a toda raja y vale la pena.

Nota : 10/10

Pro’s: Buenísima carne y salsa picante

Contras: Podrían ofrecerlo con unas papitas

Recuerden que si no saben donde comer, hagan click en la imagen de abajo y busquen su lugar favorito. ¡Ah, y si tienen alguna picada, mándenmela a diego@sanduich.cl!