Entre tanto sándwich, me dan unas ganas mortales de zamparme un plato de pastas, que es mi segundo tipo de comida favorita, por eso fuimos a este local que es la cumbia.

El Golfo Di Napoli (P. de Valdivia con Irarrazabal) es la cagá, y no solo porque han ido un montón de famosillos y los del local han decidido plasmarlo en la entrada con sus millones de fotos haciendo el signo de la paz con la mano derecha y sonriendo, si no que en verdad la calidad de las pastas está a otro nivel.

Con la guata vacía, decidí ir por unos Gnocchis, que están dentro de mis favoritos del local después de los Ravioles.

La salsa era Pomodoro con carne y picante, además le ponían un ají cacho de cabra arriba, pero no lo quería así que dije que se lo sacaran.

Uno mira el platito y dice : ¿Comámoslo de a dos?, por lo que la respuesta es un NO rotundo. Que no se les pase por la cabeza.

La gracia sale $4.500 y parece como si el mundo se fuera a acabar, porque te chantan un plato gigante al frente y no sabes que hacer: seguir comiendo o morir de un paro gastronómico.

En mi opinión, es demasiado rico el local y los precios son a toda raja.

Las pastas son fresquísimas, las salsas increíbles y el queso rayado te lo cobran por separado, así que los Haters van a Hatear o algo así.

Nota : 10/10

Pro’s : Todo es bacán

Contras : Mala onda los loquitos por cobrar aparte el queso rallado 🙁

Recuerden que si no saben donde comer, hagan click en la imagen de abajo y busquen su lugar favorito. ¡Ah, y si tienen alguna picada, mándenmela a diego@sanduich.cl!

Comparte: