Así es,  unos enfermos en Gran Bretaña crearon la hamburguesa que lleva por nombre “Ogre”, que pesa ni más mi menos que 2 kilitos de amors.

En el centro de London existe un pequeño bar llamado Edge, donde nace esta mutante hamburguesa llamada Ogre, la cual equivale aproximadamente a 8 hamburguesas normales.

7.000 calorías la convierte en una hamburguesa no apta para personas con problemas cardíacos, ni mujeres esbeltas adictas a verse bien.

Cuesta 10 libras y tiene 1 kilo de carne, 800 gramos de pan, 200 gramos de queso, aros de cebolla, lechuga y como si fuera poco, viene acompañada de papas fritas.

¿Quién se atrevería?

Recuerden que si no saben donde comer, hagan click en la imagen de abajo y busquen su lugar favorito. ¡Ah, y si tienen alguna picada, mándenmela a diego@sanduich.cl!

Comparte: