El Ciudadano Restaurant es bacáns, porque tiene pizzas ricas y baratas. ¿Quiere quedar como rey? Sapée este mini reviú y llame a la pierna pa invitarla a comer.

Con la pololi hemos ido un par de veces y siempre quedamos felices, porque El Ciudadano Restaurant cumple con la ley de las 3 B: Bueno, bonito y barato.

Ubicado en un lugar piola de Barrio Italia, este local se convierte en el lugar de junta ideals para el adulto jovens. ¿Qué chucha estoy hablando?

Filo… llegamos al local (los findes o horas peaks siempre está repleto y hay que hacer hora pa sentarse), agarramos la carta y elegimos 2 pizzas. Los tamaños son perfectos, así que una por cabeza creo que está bien para comer, a menos que se vayan a tomar algo y la opción sea “picotear”.

En este caso pedimos las pizzas Orleáns (Nueces y manzana caramelizada con Rúcula, roquefort y confit de cebolla – $3.900) y Bolognesa (Panceta y tomate fresco – $3.800).

pizza02

 

La masa es espectacular. A la piedra, pero no tan dura como son usualmente. Los ingredientes frescos y las combinaciones espectaculares.

La atención es buena, un poco lenta pero buena, y si hay algo de lo que me debo quejar, es de la pizza en si, que no la sirven full caliente y eso es una lástima, ya que al ir por la mitad, lo que sobra está prácticamente frío.

Para matar la comida, nos comimos de postre un Ciudadano 2.0 ($2.900) que es un brownie tibio de chocolate blanco con naranja confitada, crema de caluga de nuez y una rica bolita de helado artesanal. Dulce como el mismo.

postrecito

 

Comparte: