Desde hace un tiempo estoy yendo bastante a una sanguchería que queda atrás de los Dos Caracoles, llamada Layon. Es bacán y los que atienden son bastante divertidos. Lea lea lea acá.

Hace un tiempo estoy trabajando en Provi, y como me gustan poquito los sánguches, siempre ando buscando lugares nuevos para probar el manjar de los dioses gordos.

Bueno, en este caso pedí el sándwich del día $3.500 que le llea una bebida, la maravilla de más arriba (Lomito, tomate, cebolla y mayo casera) y una jalea que según el mesero es de limón o papaya pero no puede distinguir porque son del mismo color.

La carne es rica, el pan bacán y los ingredientes siempre frescos.

Si van a la hora de almuerzo, también tienen menús bacanes!.

Comparte: