Applebee’s me encanta porque su pan es maravilloso, y a veces es bueno comer cosas maravillosas ya que ayuda a la mente. Así como unos apoyan la ley 20.000 yo como sándwiches y soy feliz. ¿No me crees lo que estoy diciendo? Date una vuelta de carnero y cae por acá.

La vida me sonríe cada vez que veo un sándwich en menú’s de restaurantes, porque es lo que me gusta hacer y es mi estilo de vida. Mi misión es comer y voy a hacerlo hasta que me aburra o no pueda hacerlo, lo cual es difícil porque si no lo hago me muero por no hacerlo y no podré hacerlo más.

El otro día en una comida familiars decidimos (decidí) ir al Applebee’s, un local que me gusta mucho. Es caro y atienden más o menos (en el del Costanera Center por lo menos), pero no importa porque mi hambre es más gorda que sus meseras.

Honey BBQ Chicken Sandwich es lo último que probé, y le lleva un riquito pollo a la parrilla contocino, acompañado de un rico queso Jack cheddar, lechuga, tomate, aros de cebolla morada, pepinillo malo y una salsita rica que se llama Honey BBQ, todo esto acompañado de las clásicas papas fritas que igual salvan. ¡Por la módica suma de $7.490!

El sanguchito estaba súper bueno, porque el pollo nunca es malo, menos si está acompañado de ese tierno tocinito y esa maravilla de salsa Honey BBQ que sin duda le da el toque bacáns al sanbeque.

En fin, es una recomendación de Sanduich.cl comer este pancito, porque se pasó. Y ojo que lo más probable es que no puedan comer postre después porque yo no pude.

Comparte: