Hoy a las 12 de la tarde se inauguró el nuevo Popeyes Providencia, en pleno Pedro de Valdivia con Nueva Providencia. Lorena Capetillo entregando Bling Bling’s, globos fomes, una banda de Louisiana, mucho pollo y una especie de Gustavo Fring semicuma. ¿Quieres leer más de estos pollitos? Sigue la nota por acá!

Hace unos meses llegó Popeyes, una cadena gringa de pollitos apanados que le pegan muchas patadas en la raja al Coronel Sanders. El primer local ubicado en Quilín dejó la cagá en redes sociales y en la guata de las personas, así que el holding que lleva Doggis, Bob’s, Juan Maestro y más, decidió poner otro local en un lugar más céntrico de la ciudad, y qué mejor que Providencia!.

Hoy, en el día de su inauguración, decidí pasar a servirme algo piolars con los compañeros de oficina, donde nos atendieron de puta madre, nos dieron regalitos, nos sacaron una foto y comimos más rico que la cresta.

Lo que me pedí: Po’ Boy Chicken Italiano con bebida y papas cajún ($3.490).

Un precio piola que no duele al bolsillo y una muuuuy buena comida.

Las papitas cajún no cacho mucho que tienen, pero lo que si se es que son mortales con salsa BBQ. Me chupé los dedos y de pasada lamí el cucurucho de papel para que no quedara ni una migaja. ¿Muy cuma? Me da lo mismo!

papitas

 

Luego seguí con el sanguchito italiano, con un pan muy rico (faltó tostarlo un poco), tomate, palta a destajo (ISO P4lt4 L1ND4) y un pollo frito con ese rico crispy que solo nosotros y los morenitos sabe disfrutar. Un tamaño mortal (2 chicken tenders) y listo pal tuto.

sanguchito

 

En general súper rico, precio piola, gente bacáns y además tienen una campanita que puedes tocar si te atendieron bien y te gustó la comida (95% de las personas la tocaba). ¿Quieres ir? Junta un par de cheques junaeb y únete a la aventura de Popeyes!!!

Comparte: