El otro día fui con mi polola y mi suegro a comer al Johnny Rockets. Siempre que voy pido lo mismo que es una Smokehouse Double, pero esta vez quise variar con algo que nunca había probado: BBQ Chicken Bacon Melt.

A simple vista parece un sanguchito piola comparado con los demás, pero no se dejen engañar porque igual es potente aunque no tanto como la Smokehouse.

Este rico Rocket Melt trae una perfecta pechuga de pollo grillada a la plancha, acompañada de ese maravilloso queso cheddar que todos queremos y estimamos, un poco del inolvidable tocino crujiente que nos da alegría al corazón, los famosísimos onion rings de JR y una salsa tangy barbecue, todo dentro de un rico pan de molde igualmente grillado. Una maravilla ¿No?.

En fin, qué mejor que comer? La verdad es que no le tenía taaaaaanta fe al sándwich, pero me tuve que comer mis comentarios y para ser sincero estaban bien ricos!

El sánguche es pesadito, debido a sus livianitos ingredientes, pero no me arrepiento de haberlo pedido. El pan estaba bien tostado (un poco húmedo abajo), el pollo espectacular y para que hablamos de los maravillosos onion rings que trae dentro. Ideal para una tarde de sábado!

Si tienen hambre y están ahí pero saben que no van a poder contra una burger más grande, les recomiendo de todo corazón probar los Rocket Melts (el tuna melt me tinca caleta iguals). No quedarán muertos pero tampoco con hambre 😉

Comparte: