Porque a veces tenemos que reconocer que nos da lata levantarnos, cocinar, preparar para luego sentarnos y comernos todo en 15 minutos, y es completamente normal, por eso existe algo que se llama “Delivery” que viene a salvarnos el día.

En este caso quiero hablares de nuestro querido y amado KFC. ¿Qué haríamos si no hubiese existido el Coronel Sanders? No disfrutaríamos del delicioso y adictivo pollo que hacen en KFC y seguramente seguiríamos comiendo el pollo como lo hace el resto del mundo, pero no, por suerte tenemos este rico pollo Kentucky y qué mejor que en la puerta de nuestra casa.
Hoy, después de hacer un poco de deporte, llegué raja a mi casa y lo único que quería hacer era tirarme y ver una película tranquilo sin que nadie me molestara, pero no po, tenía que cocinar y hacerme algo así que filo, llamé al KFC más cercano y pedí un par de presas de pollo en el clásico “bucket”.
¿Se imaginan qué sigue? Nada po, 20 minutos de puro amor donde disfruté de uno de los pollos más ricos del mercado, delicioso, frito como el mismo  y sabroso como nunca.
Acuérdense que si les da lata hacerse algo, siempre pueden llamar al KFC y además de tener un delivery bacán, es todo MEGA rico.
O PUEDEN LLAMAR AL 6004730000
11.05.2014_15.28.52 11.05.2014_15.41.11