Me gustan las fuentes de soda. Clásicas, sin mucha tontera y que cumplan con lo suyo: alimentar a los seres humanos con más hambre en el planeta.

Pocos se han atrevido en tomar este rumbo, ya que la mayoría prefiere hacer sangucherías con un estilo nuevo, gourmet, sibarita y todas esas tonteras, y les aseguro que todas tienen una hamburguesa con bbq, aros de cebolla, cheddar y aros de cebolla.

Martuca vino un poco a romper ese esquema al instalarse con una sanguchería tipo fuente de soda, compitiendo un poco con clásicas como Fuente Alemana o Elkika.

El local está ubicado en plena Providencia, en el sector del carrete nocturno (Manuel Montt 282), y puso un local que está a toda raja. Un par de mesas, una barra rica y todos los implementos necesarios para que se vuelva su mejor amiga.

martuca2

La carta anda súper piola: tenemos los clásicos sándwiches en lomito, churrasco, mechada (de la puta madre), fricandela y ave, en frica, molde y al plato. Además las amadas vienesas y un par de sorpresas más. Los precios están desde los $1.300 hasta los $4.500. Y como si fuera poco tienen muy buenas chelas.

Bueno, nada más que decir. Vayan a Martuca, pidan la mechada y vuélvanse locos. Así de corta.

Comparte: