Este año me he dedicado mucho a conocer nuevos locales y cosas ricas pa darles todas las picadas y que coman como los dioses. 

Justo después de verlo un par de veces en redes sociales, un seguidor de sanduich me dijo que fuera y pidiera la mechada de cabrita porque era la mejor del mundo. Justo ahí fue cuando me llegó un mail invitándome al local.

Capicúa se ubica en un lugar muy piola de Providencia, cerca de otros locales conocidos y con fácil acceso (Manuel Montt 748).

Como la mayoría de los locales que visito, Capicúa destaca por sobre otro gracias a sus sándwiches, en donde nos encontraremos con preparaciones con lengua, arrollado de huaso, porotos frutilla, crudos, pescados, cochayuyo, centolla, cordero y cabrita. Todo esto acompañado con distintos tipos de panes, incluyendo unas ricas sopaipillas.

La gracia del menú es que sus ingredientes van variando dependiendo la zona del país, por lo que la carta se divide en tres partes: Zona norte, zona centro y zona sur.

En esta ocasión probé una rica mechada de cabrit0 en sopaipilla, un rico sándwich de mechada cocinada en vino tinto, con unas ricas e inolvidables cebollas y zanahorias sazonadas en comino, con queso de cabra grillado, mermelada de ají verde (increíble) y berros frescos para cerrar el plato ($7.300).

Sin olvidar uno de los sides más ricos que he probado en su categoría: papas rústicas.

blog2

blog3

Preparaciones como las que vemos en la carta solo me recuerdan al mítico Miss Lucy, uno de los mejores lugares para comer sándwich de los que he visitado y que lamentablemente hoy ya no existe, pero Capicúa pone la cara para llegar a la altura de tan buena sandwichería.

En general la carne estaba espectacular y supo hacer viajar mi paladar a otro planeta, al igual que la mermelada de ajíes que se la jugó con el toque agridulce que necesitaba. ¿Mi nota? Le pondría un 7 de 7 (por ahora).

Sin más, les dejo con el video que preparé en mi visita! Enjoy :).

Comparte: