Desde hace mucho tiempo tengo una relación de amor/odio con McDonalds. Al principio lo amaba y después lo odiaba, pero tampoco podía dejar de pensar en sus nuggets en los momentos de odio. ¿Qué hacer? Ir a comer un Doble cuarto de Libra.

Comparte: