En el mundo de los sanguchitos existe de todo, desde el más ordinario pero rico tocomple, hasta la burger más gourmet pero que no es ni tan bestial ni tan bacán como un buen lomo de la Fuente Alemana. En este caso pasamos a comer algo al locals de moda “Hola Bagels” y nos fuimos diciendo “chao” con la guatita llena.

Comparte: