Salgo mucho a comer y a veces la comida no está tan buena como la pintan. Aunque rara vez me pasa esto, justo cuando fui al Bar Danés me tocó y fue una lata enorme.

Comparte: