Llegó el verano y no hay nada mejor que sentarse en una mesa, disfrutar del viento y comerse un Sándwich calientito. Y como ese es nuestro trabajo, pasamos por un nuevo local llamado Sandbar.

Comparte: