Hay veces en la vida que uno se encuentra con obstáculos los cuales hay que superarlos o pasar por el lado y en este caso no podía ser un cobarde. Es por eso que agarré la tarjeta BIP, le avisé a un par de amigos y nos aventuramos para ir a comer algo por ahí.

Comparte: