Muchas veces buscamos sangucherías que en su carta tengan brutalidades con más contenido que calidad, pero acá encontramos calidad en un sándwich rico y gigante.

Comparte: