Pocas veces salgo de Santiago porque siempre hay mucho que hacer acá, pero obviamente que cuando salgo aprovecho de servirme en lugares que no conozco, y en esta oportunidad fue en un lugar hermoso al cuál espero volver pronto.

Comparte: