Al parecer nuestros amigos Bolivianos nunca se acostumbraron a los Cuartos de Libras y BigMacs.

Comparte: