A veces son como las 1 de la tarde y ya muero de hambre en la oficina, pero no siempre puedo salir a comer de una porque a veces hay mucha pega (mentira). Bueno, en esta oportunidad la gente de Braulí se rajó con dos burgers para degustar a la hora de colars, así que ya po, a comer!

Comparte: