A veces la vida puede ser un poco injusta con nosotros, más cuando uno va al supermercado y no cacha que comer porque está lleno de cosas ricas. Por suerte caché estos lomitos y me animé a hacer esta receta!

Comparte: