Cuando nos sumergimos en el mundo de las pizzas, sabemos que existen cientos de locales y solo conocemos unos clásicos. Es más, a veces cuando estamos en la casa y queremos ver una buena película con la pierna, nos zampamos las peores y mejores telepizzas o unas Papa John’s porque existe cariño entremedio. 

Comparte: