Santiago ha cambiado un montón su cultura culinaria, y no me refiero sólo a la comida en plato si no que también nuestros amigos sanguchitos. Es por eso que hoy nos adentramos al corazón de ñuñoa para ver que ondi con La Ruta de la Milanesa.

Comparte: