Y llegó a nuestras mesas en Septiembre justo lo que necesitábamos para estar más a tono con la fiebre del patriotismo dieciochero.

Comparte: