Es divertido como las cosas de la vida te llevan a comer una hamburguesa. Por ejemplo mi dieta, la cual trato de seguir al pie de la letra todos los días en la oficina, para luego irme a la mierda y comerme una brutal hamburguesa con tocino. Cosas de la vida, cosas de la pega.

Comparte: