La vida es corta y hay que disfrutarla así que pasé de nuevo a La Fuente Alemana a probar otro clásico del local, una hamburguesa llamada “Rumana”. ¿Quieren saber como me fue?

Comparte: