Ayer, como hacía hambre al igual que todos los días decidí pasar por La Gloria, una nueva sanguchería peruana que se instaló en la esquina de Providencia con Manuel Montt, para así poder probar un poquito de ese sabor que solo nuestros hermanos tienen… cachemos!

Comparte: