Primero que todo debo decir que la foto me la robé de la página de Kunstmann. Ojalá me hubiese tomado las 13 chelas en un bosque o en donde esté situada la foto pero no, las tomé en mi casa.

Comparte: