La semana pasada fui a Hogs a probar un par de cositas y lo encontré increíble, así que agarré la billetera con la poca plata que me queda y partí nuevamente.

Comparte: