Hogs, hogs, hogs, hogs, hogs… una palabra que no ha salido de mi mente. Desde el primer día que fui sentí algo raro. ¿Amor por Hogs?

Comparte: