Estamos en una época en donde todo lo que termina con “ría” es como bacán: Mensajería, sanguchería, empanadería, tontería y mil cosas más. En fin, probé después de mucho tiempo La Mensajería y tengo comentarios.

Comparte: