No era un día común y corriente en mi vida. Me había levantado temprano y había ido a un evento por la pega. Justo en esa me encuentro cerca de muchos locales ricos y pienso: ¿Por qué no aprovechar que ando por acá para zamparme algo?. Listo. Dicho y hecho.

Comparte: