Puede que suene extraño viniendo de mi, pero es algo real. Desde que nací que he oído sobre el sánguche de potito, pero la verdad es que nunca me había aventurado a saber que tenía ni como era porque no se, que lata. La wea es que este fin de semana por fin lo probé.

Comparte: