Visitando un restaurant clásico de nuestra capital me encontré con este extraño sándwich, y obviamente tuve que comerlo… ¿Mi opinión? Después del salto.

Comparte: