A veces es necesario comer cosas picantes, porque además de ser bacanes, también te matan los bichos, te hacen ponerte rojo, sudar y necesitar tomar una michelada bien helada. Bueno, eso es lo que me pasó cuando fui al restaurant mexicano Los Cuates. Ándale!

Comparte: