KFC me encanta y cada vez que me invitan les digo de una que si, porque es imposible rechazar esos hermosos pollos que tanto quiero.

Comparte: