Todos hemos sido testigos y conejillos de indias de la industria de las pizzas rápidas, esas cadenas que si no estaban en tu casa en 30 minutos era gratis (ojalá ahora fuera así).

Comparte: