El fin de semana se hizo para comer cosas cerdas, dormir, flojear, carretiar y seguir comiendo cosas cerdas. Yo cambio el flojear por andar en skate y obvio que después de eso me da hambre así que paso a comer a lugares extraños, como el Klein en Vicuña con 10 de Julio.

Comparte: